En este artículo os vamos a hablar de una parte dentro del proceso de creación de marca tal vez algo desconocido, pero muy necesario para que desde el principio el trabajo fluya: El moodboard. ¿y qué es esto que suena a un paso de baile de Michael Jackson? Un moodboard es como un tablero o collage que se realiza con piezas visuales seleccionadas de diferentes soportes, como pueden ser fotografías, ilustraciones, muestras de colores, tipografías, recortes de revistas, frases originales, etc. Cualquier elemento que pueda representar el estilo o idea que estamos buscando. Un método muy efectivo para encontrar una línea de ideas que nos resulte sugerente.

Además de esta manera todos los componentes de una empresa pueden participar en este proceso de trabajo, colaborando con sus ideas de manera fácil y entretenida.

¿Y cómo lo hacemos?

Puedes enviar todo el contenido que vayas recopilando al diseñador para que posteriormente vaya creando el tablero, pero también existe otros medios: Existe una red social muy útil para crear este tipo de tableros, que es Pinterest ¿la conoces?

¡Empezamos con nuestro MoodBoard!

Podemos comenzar por dividir este proceso en tres partes (tres carpetas por ejemplo): Imágenes, colores o texturas y tipografías.

Colores: Procura ser metódico. Te recomendamos que elijas hasta tres colores como máximo para emplear en tu diseño. Una herramienta que te puede ser de gran utilidad es ColorZilla para capturar el color.

Tipografías: Dos o tres tipografías como máximo, buscando contrastes entre la fuente principal y secundaria. Un par de herramientas muy útiles que te pueden venir de perlas son: WhatFont para capturar tipografías que puedas encontrar interesantes por internet o Google Fonts para descargarlas.

Imágenes: Mensajes inspiradores, estilos gráficos, texturas, etc. Desechando imágenes que puedan estar desfasadas o sean de baja calidad. istockphoto.com, Google imágenes, pinterest, instagram o facebook nos pueden ser de gran ayuda.

ALGUNOS EJEMPLOS

 Branding Chamaleon      Con elementos reales     Marca de ropa

Cuando hayamos recopilado todo este material, podemos crear nuestro propio collage con alguna herramienta que podemos encontrar en internet y que nos pueden facilitar el trabajo en esta fase, como puede ser fotocollage.

Pero si no queremos complicarnos la vida, podemos enviarle directamente todo el material reunido al diseñador gráfico encargado del desarrollo de nuestra identidad corporativa.

Este proceso, además de divertido resulta muy útil para unificar ideas y facilitar el trabajo entre cliente y creativo. Una vez completado pasaríamos a la fase creativa, desarrollando los primeros bocetos y concepciones gráficas que hayan podido pasar por nuestra mente, antes de empezar con el diseño definitivo.

¿Pensando en el diseño de la identidad corporativa de tu negocio? En Gráficas Larrad te ofrecemos un servicio de desarrollo de identidad corporativa completo, con la realización de tres propuestas, construcción de la marca, colores corporativos, presentación de tipografía corporativa, versiones en monocroma, blanco y negro y negativo. Además de muchos más servicios como diseño e impresión de aplicaciones publicitarias (papelería, rotulación, merchandising, etc). ¿Quieres saber más? Haz clic en el botón y entérate de todo lo que te podemos ofrecer:

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies